Volante bimasa. Volante motor. Información y consejos.

Desde hace unos 15 años los fabricantes generalistas comenzaron a incorporar en los vehículos el volante de motor de doble masa o volante bimasa, y esto tuvo como consecuencia que la factura por el cambio del embrague se incrementara considerablemente, así como el disgusto de la clientela, alarmada por el precio de algo sobre lo que rara vez había oído hablar.

Volante bimasa, gran protagonista en las reparaciones actuales.

Las normativas anticontaminación, así como una mayor concienciación ecológica ocasionó la fabricación de motores más pequeños, más potentes, más eficientes, pero también con mayores vibraciones que no debían transmitirse a los ocupantes del vehículo, porque el confort también era y es una exigencia durante la conducción. Así nació nuestro protagonista de hoy, el volante bimasa, que sustituyó al tradicional volante motor o volante de inercia rígido, de una sola masa.

Cuando en Maroto Automoción decidimos escribir este artículo, además de informar, nos marcamos como objetivo prioritario dar una serie de consejos para que el inevitable cambio del volante bimasa se produjera lo más tarde posible. Y por este motivo nos pusimos en contacto con los grandes fabricantes de este componente en Europa, LUK y SACHS.

lukSabíamos que no era fácil obtener su ayuda porque alargar la vida de este componente, si era interpretado con estrechez de miras, podría considerarse en contra de sus intereses comerciales, pero perseverando y con paciencia logramos nuestro objetivo.

De SACHS no obtuvimos contestación a nuestras reiteradas preguntas (muy mal por su parte), pero afortunadamente sí la obtuvimos de Schaeffler, empresa propietaria de la marca LUK, que además de proporcionarnos información sobre el volante bimasa, realizó la consulta a su departamento técnico y nos la hizo llegar. Y es por este motivo que queremos agradecer su ayuda además de comentar la calidad de sus productos y la tranquilidad con la que los instalamos en las reparaciones, puesto que hasta la fecha no hemos tenido ningún problema.

Volante motor ¿Qué es?

El volante motor o volante de Inercia es un gran y pesado disco metálico que va fijado al cigüeñal y gira con este con la energía que se produce al explotar el combustible y expandirse los gases del aire. Son varias las funciones o tareas del volante motor, pero la principal es la que le da el nombre de volante de inercia. Conforme va girando acumula energía cinética y suaviza y da continuidad al movimiento en las aceleraciones y deceleraciones. Por este motivo los motores grandes al ser más estables tienen un volante más pequeño y, por contra, los motores más pequeños como los actuales montan volantes de inercia más grandes.

El volante motor lleva instalada en su circunferencia la llamada corona dentada sobre la que actúa el motor de arranque para poner el motor en marcha y cuyos dientes, además, pueden servir para dar información a la centralita mediante un sensor, sobre la posición del cigüeñal.

A continuación puedes ver un vídeo con el proceso de ensamblaje de un motor, así como la función del volante motor en la cadena cinemática.

Volante bimasa.

Como ya apuntábamos al principio, la tendencia de los fabricantes de motores es la construcción de motores más eficientes, esto es, que con menor consumo de combustible generen mayor potencia y prestaciones. Esto implica motores más pequeños y menos pesados que tenderán a vibrar más cuando estén en funcionamiento. Para evitar que estas vibraciones disminuyan el confort durante la conducción se instala el volante motor bimasa.

Volante bimasa. Fundamentos-

Partes básicas del bimasa
Negro: Muelles amortiguadores.
Rojo: lado del cigueñal.
Azul: lado de la transmisión

El volante motor bimasa o volante de masa dual (DMF o dual mass flyweel) principalmente está compuesto por dos partes, una unida al cigüeñal y otra unida a la transmisión, y entre estas dos, una serie de muelles, componentes y grasa son los encargados de absorber y amortiguar las vibraciones. En un bimasa en buen estado se podrá apreciar, por tanto, una holgura o movimiento entre estas dos partes.

En el vídeo que tienes a continuación puedes ver las diferentes partes de un volante bimasa, así como su funcionamiento.

Avería del volante bimasa.

Con el uso y los kilómetros esta holgura aumenta y comienzan las anomalías: ruidos al arrancar, ruidos apreciables al ralentí y al acelerar, fallos de motor al ralentí tras el arranque, tiempos de arranque más largos. Todos éstos son síntomas de que el volante bimasa está llegando al final de su vida útil.

Con el tiempo, si el embrague no falla antes, el vehículo no arrancará:

· Si las holguras son muy grandes, el sensor de posición de cigüeñal no podrá captar información y la centralita del vehículo no permitirá el arranque.

· El volante de motor pierde su grasa interna que se introduce en el motor de arranque provocando su fallo.

En el siguiente vídeo puedes escuchar los ruidos producidos por un volante bimasa defectuoso. A este motor se le ha desmontado la caja de cambios para poder verlo y apreciarlo. Sobre el ruido normal del motor se pueden escuchar el golpeteo metálico producido por las dos partes del bimasa.

¿Es necesario cambiar el volante bimasa cuando se cambia el embrague?

No siempre es necesario, pero dependerá del kilometraje del vehículo y del estado del bimasa. Hay que tener en cuenta que un cambio de embrague es una reparación que normalmente requiere bastante mano de obra, por lo que si el vehículo ha sobrepasado los 100.000 kms. es recomendable sustituirlo aunque esté en buen estado para evitar en el futuro volver a gastar dinero en mano de obra o que acabe estropeando otros componentes como el nuevo embrague.

Si el vehículo no tiene demasiados kilómetros el volante bimasa debe reemplazarse si:

· presenta excesiva holgura radial o axial.

· su grasa interna ha salido al exterior de manera abundante.

· su superficie está azulada o agrietada, señal inequívoca de que el sistema ha trabajado con exceso de temperatura debido al uso o al fallo de alguno de los componentes del embrague.

· si presenta surcos producidos por los remaches de un disco de embrague desgastado.

En este didáctico vídeo realizado por LUK tienes información completa sobre el volante bimasa, sus partes y sus anomalías.

Volante bimasa vs. Volante rígido.

A pesar de que hay bastante debate sobre este particular en Maroto Automoción opinamos que no es conveniente sustituir el volante bimasa por uno rígido. Motivos no faltan:

· Normalmente se argumenta que el volante rígido es más económico, sin embargo tampoco es un componente barato. Conforme ha ido transcurriendo la crisis económica, hemos asistido a un abaratamiento de los volantes bimasa, así como de los kits de bimasa, embrague y cilindro a precios más competitivos como los fabricados por LUK.

· Si decíamos al principio que debido a la tendencia de la industria y del consumo a la utilización de motores más pequeños, de mayor potencia y mayores vibraciones, la instalación de un volante rígido traerá consigo que estas vibraciones afecten al confort durante la conducción.

· Los vehículos han sido diseñados y testados con volantes bimasa, por lo que el resto de componentes tanto del motor como del cambio y la transmisión serán sometidos a mayores vibraciones pudiendo provocar costosas averías. La reducción del coste que pueda suponer la instalación de un volante rígido no compensa el riesgo.

Volante bimasa. Consejos para su duración.

Dado que el volante bimasa necesitará recambio con el tiempo, lo que debemos intentar es que no falle prematuramente. Esto lo podemos conseguir con unos sencillos consejos.

· Arrancar el vehículo con el embrague pisado. Esto facilita el arranque puesto que el motor arrastra menos peso, y además se evita que se intente arrancar el vehículo con una marcha puesta con el sobre esfuerzo que supone para el sistema. Desde hace algunos años los vehículos no arrancan si no se pisa el embrague.

· Evitar acelerar a fondo desde bajas revoluciones. Aunque el volante bimasa está preparado para funcionar en todas las situaciones, esta práctica acorta la vida de todos los componentes implicados si se realiza con frecuencia.

· Batería con falta de carga, defectuosa o de potencia inferior a la que necesita el vehículo. Genera un giro de motor lento y sin energía suficiente tendiendo a aumentar la holgura del volante bimasa. Las baterías baratas suelen tener el mismo amperaje que las buenas, pero menor potencia de arranque, lo que ocasiona giros de motor más lentos y tiempos de arranque más largos, afectando no sólo al volante bimasa o al arranque, sino también a la electrónica del vehículo.

· Un motor de arranque defectuoso genera los mismos problemas que una batería defectuosa. Si el motor de arranque hace ruidos extraños o funciona con mucha resistencia debes consultar de inmediato con un profesional.

· Cargar el vehículo con peso excesivo, las modificaciones de potencia o anchura de ejes, así como un mantenimiento deficiente, también afectan a la duración del volante bimasa.

Y aquí acaba la historia del volante bimasa, uno de los protagonistas indiscutibles en los talleres en la actualidad. Hemos intentado explicarlo todo con sencillez, sin embargo si tienes alguna duda, como siempre, estamos a tu disposición. Y si te ha gustado y piensas que puede ser de utilidad para alguien, compártelo y ayúdanos en su difusión.

Volante bimasa. Enlaces de interés.

También te puede interesar:

oferta-mecanica-maroto-automocion