Una de partes principales del mantenimiento es la revisión del coche. Bien sea de la marca Ford, o de cualquier otra marca, disponemos de información actualizada sobre el mantenimiento que necesita tu vehículo, el aceite apropiado, los recambios que se deben sustituir según cada fabricante, los intervalos de cambio de la distribución, etc.

En la revisión del coche podemos distinguir varias partes, que si bien están relacionadas y son realizadas en la “revisión oficial” de tu vehículo, también pueden realizarse por separado para adaptarlas a todos los bosillos y situaciones.

Revisión del coche: nivel Seguridad

Las zapatas y los bombines de los frenos traseros siempre se revisan en revisión del coche.

Zapatas, bombines y tambor, de frenos traseros.

Tu vehículo es una máquina que se desplaza a gran velocidad por las carreteras, por lo que hay determinados sistemas que siempre deben estar en buenas condiciones. Presión y estado de los neumáticos, frenos, sistemas de estabilidad y luces, son elementos que no pueden fallar porque las consecuencias de su mal funcionamiento pueden ser muy graves para el conductor, para el pasaje y para el resto de personas que utilizan calles y carreteras. Son elementos que deben ser revisados con mayor frecuencia, sobre todo cuantos más años tiene tu coche, como ocurre, por ejemplo, con los frenos traseros de tambor, que con los años siempre van a fallar y tendrán que ser sustituidos. Pregunta por la revisión del coche con tarifa plana de mantenimiento por cero euros.

Revisión del coche: nivel de mantenimiento

En la revisión del coche nivel mantenimiento, cambiando el filtro de combustible se evitan atascos en los inyectores.

El combustible se introduce en la cámara de combustión mediante los inyectores.

Tanto el tiempo como los kilómetros producen desgaste. El aceite pierde propiedades y se degrada, los filtros se taponan y dejan de cumplir su función. Por esto es necesario cambiarlos cuando han estado en servicio los kilómetros o el tiempo que establece cada fabricante, como ocurre, por ejemplo con el filtro de combustible, cuya degradación permite el paso de partículas que obstruyen los inyectores o no permiten el paso de combustible a la presión adecuada. Todos los coches deberían realizar una revisión de mantenimiento al menos una vez al año.

Revisión del coche: nivel de mantenimiento preventivo

En la revisión del coche de mantenimiento preventivo no sólo hay que reponer el nivel, sino ver por qué ha variado.

El nivel de refrigerante es un indicador de la salud de tu coche.

El mantenimiento preventivo tiene dos funciones principales. La primera de ellas intentar evitar al máximo averías en carretera y que el vehículo te deje parado en el momento más inoportuno. En la revisión de mantenimiento preventivo inspeccionamos los elementos que pueden estar a punto de fallar, fugas del sistema de refrigeración del motor, fugas en el sistema de frenos, fugas de aceite del motor, chequeamos la electrónica, etc. La segunda función del mantenimiento preventivo es evitar averías más costosas. Si las pastillas de freno se desgastan totalmente, estropearán los discos de freno, si las fugas de líquido no se reparan pueden estropear otros componentes sobre los que el líquido cae, si las correas están agrietadas se pueden romper y dañar otros componentes, si el motor se queda sin refrigerante o sin aceite, puede causar daños graves en el motor, costosas averías o que tu vehículo acabe en un desguace.

oferta-mantenimiento-maroto-automocion

Como puedes ver, los objetivos de la revisión del coche son claros: que viajes seguro, minimizar el riesgo de las averías en carretera, reducir la posibilidad de quedarte parado en el momento más inoportuno e intentar evitar daños más costosos en tu vehículo. Además se nota cuando un coche se ha revisado adecuadamente y por esto mantiene más su valor. Si tienes cualquier duda sobre el mantenimiento de tu vehículo no dudes en consultarnos.

 

Enlaces sobre la revisión del coche