Diagnóstico

¿Qué le ocurre a tu coche?

Con frecuencia realizamos trabajos de diagnóstico para clientes cansados de ir de un taller a otro sin que les solucionen la avería de su vehículo. No siempre le ocurren las mismas cosas a los mismos vehículos y en ocasiones los problemas son difíciles de encontrar.

En Maroto Automoción contamos con la experiencia, la información y la asistencia técnica de marca y multimarca necesarias para abordar la mayoría de problemas. Y si no podemos, no te hacemos perder el tiempo ni el dinero y te derivamos al especialista. Además segmentamos los trabajos de diagnóstico para que siempre tengas el control del gasto y te informamos constantemente del proceso.

Diagnóstico y presupuesto. Sus diferencias.

Para realizar un presupuesto del cambio de pastillas de freno, no hace falta realizar un diagnóstico.

Cambio de las pastillas de freno.

Normalmente se suele confundir, pero son cosas distintas. Los presupuestos, en Maroto Automoción, son sin cargo y sin compromiso. Para la realización del presupuesto, hay que saber concretamente, qué trabajo hay que realizar. Para cambiar las pastillas de freno, sabiendo el precio de las pastillas y el tiempo necesario para cambiarlas, es suficiente para hacer un presupuesto, que al final es un trabajo administrativo con el que se le informa al cliente del coste y detalles de una reparación conocida.

Un diagnóstico es un trabajo técnico en sí mismo, mediante el que averiguamos qué le ocurre a un coche. Tras la realización del diagnóstico, procedemos a realizar el presupuesto y, si el cliente así lo decide, hacemos la reparación. Para la realización del diagnóstico, además del tiempo, utilizamos equipamiento altamente especializado y sistemas de información, que tienen un coste elevado, y es ese el motivo de su precio.

Con las herramientas de diagnóstico accedemos a la información de la centralita

Centralita de control del motor.

También existe la creencia generalizada que “enchufando el coche a la máquina” vamos a saber enseguida qué le ocurre al vehículo, y eso, desgraciadamente, no es así. En la centralita pueden haber almacenados varios códigos de avería, en los que uno o ninguno, pueden tener algo que ver con lo que ha provocado la entrada al taller. Los equipos de diagnóstico en la mayoría de ocasiones orientan, pero no determinan.

El tiempo de diagnostico variará según la anomalía de la que se trate. A veces se tratará de un cuarto de hora y otras veces serán muchas horas. Para que l@s clientes tengan el control del gasto, lo que hacemos es acordar un tiempo máximo, en fragmentos de 15 minutos, que no superaremos sin su consentimiento.

Enlaces de interés sobre el diagnóstico